miércoles, 7 de marzo de 2012

Cuando tú no estás


Cuando tú no estás…
Lo cotidiano se transforma en nueva realidad
La dulce rutina del día de repente se desvanece
Lo que era compañía, invita ahora a la soledad
Y el movimiento compartido de las cosas desaparece

Cuando tú no estás…
La casa está triste, lánguida, acusa tu partida
Al aire, a los ambientes, le falta tu esplendor
Mi corazón espera el momento de la dulce bienvenida
Y primitivos mis sentidos, por sobre todo extrañan tu olor

Cuando tú no estás…
La cocina se transforma en espacio vacío
El arte de tus manos falta sobre la mesada
Nuestro dulce cuarteto es ahora melancólico trío
Y nos sentimos como un cuento que perdió su hada

Cuando tú no estás…
Mi habitación está fría, le falta tu encanto
El aire es inerte, no lo siento, carece de personalidad
Los colores empalidecen como cubiertos de triste manto
Y yo te busco, una y otra vez, no encuentro tranquilidad

Cuando tú no estás…
La cama pequeña parece un espacio sin fin
No hay beso ni dulce caricia de buenas noches
Mi cuerpo inquieto da vueltas, como en la tierra un delfín
Y la noche está muda, nada se escucha en la medianoche

Cuando tú no estás…
Cada hora, cada día, su temporal cadencia modifica
El tiempo que antes era poco, se convierte en largo camino
Mi ser pide a gritos tu presencia, vital necesidad biológica
Y espero ese día donde volver a verte, y regalarte un mimo

Cuando tú no estás…
Mi mente da vueltas, busca ese bálsamo intelectual
Despertar junto a ti, que sensación placentera
Hoy quiero confesarte que tus abrazos son mi oasis espiritual
Y que además de mejor amiga, eres de la vida mi compañera

Bariloche 7 de marzo de 2012, dedicado a mi Virginia en vísperas del día de la mujer

No hay comentarios:

Publicar un comentario